LE PAVILLON DE LE CORBUSIER POUR ZURICH. Modèle et prototype d’un espace d’exposition idéal.

Pavillon Zurich libroLE PAVILLON DE LE CORBUSIER POUR ZURICH. Modèle et prototype d’un espace d’exposition idéal.

La construcción del Pavillon de Zurich, inaugurado en 1967 dos años después de la muerte de Le Corbusier, causó desconcierto entre un buen número de críticos de arquitectura. Acostumbrados a las obras matéricas que había realizado en la India (el Capitol de Chandigarh o las “villas” de Ahmedabad) o en Francia (La Tourette o el conjunto de Firminy), la realización de una pequeña obra conformada por dos grandes paraguas de acero soldado, sustentados en seis soportes también metálicos, sobre un habitáculo prefabricado cerrado por vidrio y paneles modulares de acero esmaltado, sorprendió a aquellos incapaces de reconocer la vitalidad y capacidad creativa de un Le Corbusier casi octogenario. Incluso, alguno manifestó sus dudas de incluirlo entre las grandes obras del maestro francés.

 Sin embargo, no hay más que rememorar la producción de su autor para descubrir que se enmarca perfectamente dentro de los intereses de su autor. Primero, por su fascinación por las estructuras de acero, continuamente presente en Le Corbusier ya desde los años treinta. También su casi obsesión por los sistemas modulares y la prefabricación, de orígenes todavía más remotos –no hay más que recordar las Maisons Domino, Citrohan o Loucher- que conducen a la idea del prototipo, asunto que podría encuadrarse en su presencia en el Congreso del Werkbund ya en la primera década del siglo XX y su solicitud de una alianza entre Arte, Arquitectura e Industria. “Le brevet 226x226x226”, patentado en 1953 tras su presentación en 1950, se formula como un sistema modular en acero, racional y económico, pensado como procedimiento de construcción prefabricado denominado “Perfectionenments apportés aux habitations, notamment celles constituées à l’aide d’élements préfabriqués”. Por tanto, un sistema abierto destinado a resolver la habitación humana. No en vano, este sistema conformaría el interior de las viviendas del conjunto residencial Roq proyectado durante un largo periodo entre los años 40 y 50. Pero además, para Le Corbusier, el Pavillon de Zurich siempre fue el proyecto de la “Maison de l’Homme”.

 Pero además, la idea del pabellón de exposición como objeto de investigación es una constante en su producción arquitectónica. Incluso, bajo una formulación similar al edificio de Zurich, encontramos ya el proyecto de un “Centre expérimental des artes majeures. Architecture, sculpture, peinture” o « Centre expérimental pour une Synthèse des arts mejeurs » a construir en la Porte Maillot de París, que desarrolló entre 1949 y 1950. Y bajo esta idea, elaborará variantes para Estocolmo, Tokyio o Chandigarh, este último gemelo del que ahora nos ocupa, pero construido en hormigón visto.

Nos encontramos, pues con una obra póstuma, ejecutada a partir de los planos realizados por Alain Tavès y Robert Rebutato, encargados de la finalización de la obra, pero cuya paternidad es innegable y constituye una muestra del vigor creativo de Le Corbusier.

 Este libro nos ofrece una rigurosa investigación de este proyecto a partir de los archivos de la Fondation Le Corbusier, de Guillem de la Fuente (que colabora en el proyecto entre 1961 y 1964), Jean Prouvé, también colaborador en el diseño de sus elementos metálicos, de los planos depositados en el Service des constructions de la ville de Zurich y de la documentación del proyecto ejecutivo desarrollado por Tavés y Rebutato.

 Merecen destacarse los dos escritos de fondo que componen este volumen. Catherine Dumont d’Ayot presenta un profundo estudio de la génesis del proyecto, desde los inicios de la mencionada propuesta para la Porte Maillot hasta el pabellón de Zurich.

 Tim Benton, colaborador en la edición de este libro, con “LCZH: la dernière oeuvre majeure de Le Corbusier?” nos ofrece una disquisición sobre su valor en el conjunto de la producción de su arquitecto. Como argumenta Tim Benton , para le Corbusier un edificio puede no tener función, pero sí un objetivo: puede ofrecer una demostración, y en este caso, como el valor de una construcción metálica prefabricada. Es una buena ocasión para revisar los proyectos de este género, como las Maisons Loucher, los proyectos de Lagny y Chessy y, sobre todo, para examinar los temas que nos propone: el acero como signo de modernidad, la contraposición entre lo vernáculo y lo industrial, la independencia entre estructura y cerramiento, el parasol como extensión de dicho principio y su sentido de abrigo y cobijo, la continuidad de sus teorías sobre la proporción y la escala, especialmente bajo la enseña del Modulor, donde se publica el mencionado “Brevet 226x226x226”. También es una demostración de su Polychromie Architectural, de su idea de la Síntesis de las Artes y metáfora de l’Espace Indicible. Son estas las cuestiones que amplia y sugestivamente desarrolla Tim Benton.

 Además se adjunta una entrevista que Pierre-Alain Croset mantuvo en 1967 con Heidi Weber, coleccionista de arte y mecenas de la obra de Le Corbusier, promotora de este pabellón expositivo. Finalmente, Alain Tavès y Robert Rebutato ofrecen su personal testimonio de su participación final en la ejecución de este proyecto.

 Además, el libro nos ofrece una selección de los dibujos y planos de los distintos proyectos: desde la propuesta del centro de la Porte Maillot, el Pavillon LCZH, Zurich (1961-65) desarrollados por Guillém de la Fuente, los Études du Systeme de construction 226x226x226 y detalles de fachada (Le Corbusier, Louis Fruitet y Jean Prouvé, 1962-1966), los planos de ejecución (José Oubrerie y Robert Rebutato, junio-julio 1965) y el proyecto ejecutivo final de Tavés y Rebutato (1966-67). También se incluyen fotografías de Bernhard Hoesli del verano de 1967 y una generosa documentación fotográfica de Jürg Gasser realizada entre 1966-67, donde se muestra parte de su proceso constructivo y su acabado final. Dos introducciones de Uta Hassler y Patrick Gmür, junto con una seleccionada bibliografía completan esta producción editorial.

 No queda más que recalcar la cuidada edición, habitual en Lars Müller Publishers, con su abundante material gráfico y, una vez más, insistir en la importancia de esta publicación que se ha convertido así en una referencia obligada. Es una buena ocasión para mostrar la versatilidad y el potencial creador de Le Corbusier que, en sus últimos años de vida, supo hacer emerger de su producción precedente una fuente inagotable de nuevas arquitecturas. Nuestro agradecimiento a Catherine Dumont d’Ayot y a Tim Benton por este libro que merece todos nuestros elogios.

Jorge Torres Cueco

Catherine Dumont d’Ayot en collaboration avec Tim Benton
Le Pavillon de Le Corbusier pour Zurich. Modèle et prototype d’un espace d’exposition idéal
Institut für Denkmalpflege und Bauforschung, ETH, Zurich, 2013
Lars Müller Publishers, Zurich, 2013
ISBN : 978-3-03778-328-3

Edición en ingles:

Catherine Dumont d’Ayot – Tim Benton
Le Corbusier’s Pavilion for Murich. Model and Prototype of an Ideal Exhibition Space
Institut für Denkmalpflege und Bauforschung, ETH, Zurich, 2013
Lars Müller Publishers, Zurich, 2013
ISBN : 978-3-03778-305-4

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 00_General Informations, 03_LC Library, 04_LC News y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s