FERENC LANTOS. Le Corbusier y la arquitectura antigua clásica y anónima en Grecia.

Adjuntamos este singular artículo publicado en la Revista Arquitectura nº 192 de diciembre de 1974 dedicado a la relación entre la arquitectura clásica griega y la obra de Le Corbusier. Esta cuestión ha sido abordada por multitud de autores: H. Allen Brooks, Geoffrey H. Baker, Stanislaus Von Moos, Giuliano Gresleri o Josep Quetglas, entre otros muchos, descubriendo en el Voyage d’Orient la razón de muchas de estas concomitancias. Quizás el arquitecto sudafricano Rex Martienssen (1905-1942) fue el primero en advertir la translación que Le Corbusier hacía entre ciertos episodios espaciales de la arquitectura griega y sus propias obras.

Probablemente se pueda avanzar en este asunto sólo con miradas más afinadas o, al contrario, más desprejuiciadas, para confirmar hipótesis o descubrir relaciones más insólitas. El artículo que aquí se propone es una rareza por el planteamiento “espiritualista” que sobre esta cuestión se realiza.

Ferenc Z. Lantos, nacido en 1927 en Mohol (Yugoslavia) de padres húngaros, se tituló  en la Universidad Técnica de Budapest en 1953, continuó sus estudios en Gran Bretaña, para establecerse en España en 1963. Autor de textos como Humanicemos la Arquitectura (1973), Arquitectura y desarrollo de los asentamientos humanos (1978), De filosofía y arquitectura (1989), todo su empeño es proponer volver a pensar en una arquitectura atenta a una “correcta Filosofía del Mundo y de la Vida”, a la existencia humana y a sus valores espirituales. Esta cuestión está presente a lo largo de todo el artículo, en el que descubre a Le Corbusier como un fervoroso creyente en Dios (?) debido “al resultado de sus meditaciones y argumentos filosóficos” equivalentes a la fe que poseían los griegos o a la fe que existía en la cultura medieval, hecho que le impele, según Ferenc Lantos,  a escribir “Cuando las catedrales eran blancas…” (?) . Esta concepción de la vida que este autor atribuye a Le Corbusier y a su conciencia de la importancia que tiene la religión en la conquista de la felicidad, es afín a su  admiración por la arquitectura mediterránea arcaica. De ahí, deduce la íntima relación entre ambos.

Valga lo dicho para presentar un discurso cercano al misticismo, en muchos casos alejado de la realidad, y que contrasta con el rigor de los autores antes citados. Quede como un escrito “curioso” fruto de un autor singular y de un tiempo muy diferente del que ahora vivimos.

Jorge Torres

Ferenc Lantos. “Le Corbusier y la arquitectura antigua clásica y anónima en Grecia”.  Arquitectura nº 192. Madrid, diciembre de 1974. Pág. 106-123.

Artículo completo para su descarga: ARQ_N192_FERENC LANTOS

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 02_Scattered texts y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s