“Mise au point”, una traducción

mise au point_portada
Se ha considerado que el texto “Mise au point” es el testamento de Le Corbusier, en la medida que constituye su último escrito antes de su fallecimiento un mes después, el 27 de agosto de 1965, en las aguas del Mediterráneo.
Su título, “mise au point”, traducible por “aclaración”, “puntualización”, “enfoque” nos remite a un acto de recapitulación en su vida. Esto es todavía más patente cuando se advierte desde el inicio y a lo largo de todo el escrito un presentimiento claro de un fin inminente, en el que “la naturaleza corta toda actividad con la muerte”. Sin embargo este texto, aparentemente conclusivo, está formado por un material muy diverso: notas, fragmentos de cartas y ensayos, desde algunos que pueden datarse hacia 1945, hasta otros cuyos ecos nos llevan mucho más atrás en el tiempo. En todo caso, en julio de 1965 todo esto es reunido por Le Corbusier en un único documento. Probablemente, su muerte acaeció antes de una revisión definitiva.
Esta es una de las razones que explican su carácter fragmentario, a veces incomprensible, con importantes variaciones en el género discursivo, en la utilización de referencias y figuras retóricas. En ocasiones se nos presenta como una reflexión ordenada y casi filosófica sobre el sentido de la vida y de los acontecimientos; otra se reviste de arenga voluntariosa contra la vida fácil y el desapego a todo compromiso; otras veces parece la transcripción directa de un discurso hablado: una alocución verbal congelada en un texto. También recuerdos, justificaciones, lamentos… se agolpan y yuxtaponen sin solución de continuidad. Por eso nos encontramos ante un texto franco y honesto, donde le Corbusier se nos refleja a veces humilde, otras soberbio; con momentos de optimismo y otros de un profundo pesimismo ante el curso de los acontecimientos, provocador y conciliador, irónico y serio, cercano en ocasiones e hirsuto en otras, pero ante todo, nos revela su intensa humanidad.
Esta traducción trata de reflejar todos estos extremos: restituir el sentido de la escritura original, respetando las contradicciones, los fragmentos, la ininteligibilidad de ciertos párrafos; los cambios de ritmo en la narración; las reiteraciones de diversos argumentos, las aliteraciones propias de un monólogo que parece querer ser concluido antes de un final definitivo. Es tal la disparidad entre sus partes que, probablemente por ello, William Boesiguer decidiera eliminar un buen número de párrafos para ser editado en el octavo volumen de la Oeuvre complète bajo el título de “Rien n’est transmissible que la pensé”. Aquí disponen de la versión completa directamente traducida de la edición de Jean Petit en “Editions Forces-Vives” de 1966.
Es sorprendente pensar que en este mismo año, 1965, Le Corbusier está revisando dos textos casi simultáneamente. Mise au point, por un lado; Le Voyage d’Orient, por otro. Su recapitulación y un texto casi iniciático. De alguna manera toda su vida se desarrolla entre estos dos extremos. Y, efectivamente, la “vida” es el asunto central de este libro. La vida del creador que, puntualmente, va desgranando en Mise au point: “Desde mi primera casa construida a los 17 años y medio, he continuado mis trabajos entre las aventuras, las dificultades, las catástrofes y de vez en cuando, los éxitos. Ahora, a los 77 años, mi nombre es conocido en el mundo entero.” Todo un arco de tiempo en el que reconoce la perseverancia en “una línea de conducta” que implica paciencia, trabajo constante, duro y lento, en contacto con el “peso de las cosas”, con el objetivo puesto “hacia la poesía que está en el corazón del hombre”.
Pero frente a la visión romántica del artista, responde con una apelación al trabajo cotidiano, al establecimiento de una regla en la concepción del arte y la arquitectura, pero también de la vida: “Tengo 77 años y mi moral se puede resumir así: en la vida es necesario actuar. Es decir, obrar en la modestia, la exactitud, la precisión. La única atmósfera para una creación artística es la regularidad, la modestia, la continuidad, la perseverancia”. Y el rechazo de los académicos, los funcionarios, aquellos que se niegan a actuar, para rescatar la figura del “constructor” que debe reunir en una única empresa al ingeniero y al arquitecto.
Por otro lado, nadie vaya a buscar en este pequeño libro ninguna revelación sorprendente. En él circulan tantos temas reiterados en sus muchos escritos que le preceden. La academia, la crisis mundial y las alusiones a la guerra atómica, la prudencia, el coraje y el riesgo aceptado, la vida como lucha incesante frente a los enemigos del progreso, la arquitectura como constructora del habitar, la dialéctica del ingeniero y el arquitecto, la deshumanización, la sociedad maquinista y sus reservas, la doctrina de los “Tres Establecimientos Humanos”.
También imágenes: la mano como símbolo de lo que se realiza casi corporalmente, de lo auténticamente real, de lo táctil. No en vano el buril fue uno de sus primeros instrumentos de trabajo en la Chaux-de-Fonds. En las puertas de Notre Dame de Haut en Ronchamp allí aparecen: en el exterior, una mano que acoge y otra que bendice; en el interior, dos manos juntas para la oración y la ofrenda. Son signo de la concordia entre los hombres que en la Mano Abierta adquiere toda su simbología: mano abierta para recibir y también para dar: “a manos llenas he recibido, a manos llenas doy”, como escribe en Le Poème del Angle Droit.
Frente a las contradicciones de la sociedad postindustrial en la que vivió –y en la que estamos insertos- nos lega un mensaje ético que recorre todo el texto y al que la arquitectura y urbanismo no pueden ser ajenos. Y donde el pensamiento, “nobleza del fruto del trabajo”, presida nuestras acciones, como un instrumento racional de transformación de la sociedad. Pero, ante todo, es una invitación a “volver a encontrar al hombre” a “reencontrar la línea recta abrazando el eje de las leyes fundamentales: biología, naturaleza, cosmos. Línea recta inflexible como el horizonte del mar” en el que dejó su vida.
Jorge Torres
Anuncios
Esta entrada fue publicada en 00_General Informations, 03_LC Library y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s